"Nuestro mundo muerto", de Liliana Colanzi

Ficha técnica
- Título: Nuestro mundo muerto
- Autor/a:
Liliana Colanzi
- N° de páginas:
128
- Editorial:
Eterna Cadencia
- Año:
2017


Nuestro mundo muerto reúne varios cuentos en los que la autora crea ambientaciones opresivas, intensas, en las que se mueven personajes en ocasiones un tanto perturbados.
Lo primero a destacar de esta colección de relatos es que, más allá de que ocurre generalmente, los textos que componen el libro no me resultaron todos parejos. A  decir verdad, los cuentos que efectivamente me gustaron, me gustaron mucho. Me parecieron muy bien logrados, con personajes interesantes y con historias entretenidas, atrapantes. Es decir, algunos me gustaron más que otros, pero ese, en realidad, no fue el problema mayor. Hubo otros relatos que no podría decir que no me gustaron, pero sí me resultó más difícil adentrarme en ellos. Cuando uno me gustaba, entraba de lleno en él, sin dificultades. Me compenetraba con la historia, seguía a sus personajes con interés y encontraba muy bien desarrolladas las ambientaciones en los que estos se situaban.

En cambio, en los demás relatos, se me complicaba más hallar algún aspecto que me mantuviera interesada en la trama que Colanzi narraba. Por lo tanto, no lograba conectar con el relato en sí. Los personajes, si bien están bien construidos, no me transmitían lo mismo que los que protagonizaban los cuentos que me gustaban más. De esta forma, se generaba una suerte de círculo vicioso en el que, para empezar, no me interesaba tanto el argumento del relato, por lo que me distraía con facilidad y, entonces, tampoco lograba captar la idea central del cuento.
Sin embargo, más allá de este problema con la trama de los relatos, sí hay un aspecto que me gustaría destacar de forma muy positiva: la prosa de la autora. Podría sonar hasta un poco contradictorio, pero a pesar de los ambientes que construye, que se caracterizan por ser en ocasiones siniestros, o en los que siempre parece que algo raro está a punto de ocurrir (si no está ocurriendo ya), la autora tiene un estilo bastante poético. Una prosa muy trabajada desde el punto de vista literario, con frases muy bien armadas que no solamente suenan bien cuando leemos mentalmente, sino que no tengo dudas de que alcanzarían una linda sonoridad leídas en voz alta. Este es, por lo tanto, lo que más me gustó de Nuestro mundo muerto. Siempre hablando de los relatos que efectivamente me gustaron más, Colanzi tiene la capacidad de transmitir con una interesante facilidad los pensamientos de los personajes, sus intenciones a la hora de actuar de una u otra manera, y su forma de encarar la realidad en la que están inmersos. Por eso, la autora sitúa a los mismos en ambientes distintos, para ver cómo reaccionan y cómo se mueven en torno a ellos. Probablemente el cuento que más me haya gustado es el que le da el nombre al libro; relata más que nada un lapso de tiempo de una mujer en una expedición a Marte. En este, la autora cuenta la historia no solamente narrando el presente de la protagonista en este planeta, sino que también utiliza el recurso de los flashbacks para relatar situaciones pasadas que, sin lugar a dudas, siguen teniendo sus efectos en la mentalidad de esta mujer. Este cuento me pareció el mejor del libro, con una atmósfera intensa, y una protagonista cuya mentalidad está muy bien pensada y plasmada en el texto.

Me ha gustado conocer a Liliana Colanzi. Más allá de que encontré diferencias bastante notorias en cuando a la construcción de los relatos (siempre hablando desde mi postura y mi lectura personal), los que me gustaron me parecieron muy buenos, con un buen desarrollo tanto de personajes como de ambientaciones y los contextos en los que estos se mueven. Con una prosa amena y por momentos muy poética, la autora construye relatos a tener en cuenta, que me permitieron conocer una nueva voz latinoamericana.

Puntuación final

7/10

Comentarios